Computadores comodidad y lentes de contacto

septiembre 27, 2010 at 4:51 pm (Noticias)

Estrategias para manejar los síntomas relacionados con el
uso del computador

Se han propuesto varias estrategias para manejar los efectos del uso
de VDU en los ojos y en los usuarios de lentes de contacto. Iluminación
adecuada, filtros anti-brillos, la colocación mejor del computador que
permita dirigir la mirada hacia abajo y ajustar la colocación de las pantallas,
están entre las mejoras ergonómicas propuestas en el lugar de
trabajo (Figura 1). La Asociación Americana de Optometría, ha preparado
un documento útil que revisa algunas de estas estrategias.20 También se
ha sugerido mejorar el ambiente de la oficina mediante el uso de humidificadores.
Los descansos regulares pueden ser también eficaces para aliviar la incomodidad
ocular. Anshel propone la regla 20/20: un descanso de 20
segundos cada 20 minutos, enfocando los ojos sobre puntos situados al
menos a 6 metros de la pantalla. Recomienda hacerse un examen ocular
exhaustivo para controlar si hay problemas visuales sin corregir.
Otras estrategias son particularmente pertinentes para el usuario de
lentes de contacto. Las gotas oculares lubricantes sin conservantes,
han demostrado mejorar los síntomas entre los usuarios de lentes de
contacto durante el uso prolongado del computador.21 Los esfuerzos
se han dirigido también a incrementar la frecuencia de parpadeo durante
el trabajo con VDU, ya sea mediante sencillos ejercicios de parpadeo
o utilizando un programa informático animado para estimular
el parpadeo.22 Otra posibilidad es aconsejar a los usuarios de VDUs
que parpadeen cada vez que pulsan la barra de espaciado. El uso de
pantallas anti-brillos sobre las pantallas del computador, pueden no
solamente prevenir reflejos de la luz desde la pantalla, sino también
puede aumentar la frecuencia de parpadeo, causando menos síntomas
astenópicos.

Manejo del usuario de LC

La comodidad de la lente de contacto cuando se trabaja, depende de
muchos factores, tanto relacionados con el paciente como con la lente,
así como de factores ergonómicos y ambientales. Los factores relativos
a la lente blanda que afectan a la comodidad, pueden depender de las
propiedades de un tipo de lente en particular, como el diseño y las características
de adaptación. La frecuencia de reemplazo de la lente, también
han demostrado influir en la comodidad, apoyando el lema de “más corto
es mejor” en lo que a intervalos de reemplazo se refiere.24
No obstante, la elección del material de la lente es sin duda un elemento
importante en el porte cómodo de la misma, particularmente en situaciones
extremas como el uso prolongado del computador y en ambientes
con calefacción o aire acondicionado. El material para lente blanda
en estas condiciones, será con más probabilidad uno que tenga buenas
características de hidratación, un coeficiente de fricción bajo (lubricidadalta), altamente humectable y que muestre niveles de deposición bajos.
La sequedad y la incomodidad no pueden mejorarse sustancialmente
cambiando una única propiedad del material y necesita ser abordado,
cambiando varias propiedades de la lente.
A finales de la década de 1990, fueron lanzadas al mercado las lentes
fabricadas a partir del material de hidrogel omafilcon A (Proclear Compatibles,
CooperVision), posicionadas para aliviar la sequedad. Los estudios
han demostrado que estas lentes proporcionan mayor comodidad, menos
síntomas, menos deshidratación en el ojo y menos tinción corneal,
que otras lentes blandas de uso diario, en sujetos con signos y síntomas
de ojo seco.25,26 Sin embargo, en estos estudios, los sujetos no eran específicamente
usuarios de computadores.
El material senofilcon A (Acuvue Oasys with Hydraclear Plus, Johnson
& Johnson Vision Care) fue desarrollado para ayudar a las necesidades
de los usuarios de lentes de contacto que notaban sus ojos cansados y
secos, lo cual es aun peor en ambientes extremos. El material de hidrogel
de silicona, ha mejorado en cuatro propiedades importantes que pueden
afectar a la incomodidad y sequedad: aporte de oxígeno, humectabilidad,
lubricidad y módulo.27 El feedback por parte de profesionales y pacientes,
sugiere que estas propiedades aportan altos niveles de satisfacción y
apoya la tesis de que la lente alivia los síntomas de sequedad al usarla.28
Una evaluación clínica comparaba el comportamiento subjetivo de la
lente, con el de otras tres lentes de uso diario: dos hidrogeles de silicona,
PureVision (Baush & Lomb) y Air Optix (CIBAVision, anteriormente conocida
como O2Optix); y el hidrogel Proclear Compatibles (CooperVision).29
La satisfacción en cuanto a comodidad, era estadísticamente más alta
con Acuvue Oasys que con las otras lentes de prueba, tanto en general
como trabajando con un computador.
Cambiarles a Acuvue Oasys a usuarios de lentes blandas que estaban teniendo
problemas con sus lentes habituales, ha demostrado aliviar los
síntomas. De 112 sujetos clasificados como “pacientes con problemas”
(por sus síntomas de sequedad) y readaptados con las lentes, después
de dos semanas el 75 por ciento refería menos sequedad con la lente,
el 88 por ciento tenía más comodidad y el 76 por ciento experimentaba
incomodidad con las lentes durante menos horas.

Estudios en ambientes de trabajo extremos

Un estudio reciente examinaba el comportamiento de Acuvue Oasys específicamente
entre usuarios expuestos a condiciones de trabajo adversas.
Los sujetos eran usuarios de lentes blandas de uso diario, satisfechos
con sus lentes, que afirmaban realizar diferentes tareas y estar en ambientes
que incluían el uso del computador y la exposición frecuente a
calefacción y aire acondicionado. Todos tenían miopía baja o moderada
con astigmatismo de 1DC o menos en ambos ojos.
En la visita inicial, se interrogó a los sujetos sobre sus hábitos, usos y
opinión respecto a las lentes de contacto y sobre el funcionamiento de
sus lentes de contacto habituales. Después fueron adaptados con Acuvue
Oasys (desconocían la marca y el espónsor) y se les hizo el seguimiento
a la semana de usarlas mediante entrevista telefónica realizada por una
empresa independiente de investigación de mercado.
De los 252 individuos incluidos en el estudio, 213 afirmaron trabajar con
un computador “siempre” o “frecuentemente” (84 por ciento), 172 (68
por ciento) decían que trabajaban en el computador durante más de 25
horas a la semana y 161 (63 por ciento) reconocían que el uso del computador
formaba parte importante de su trabajo. A la semana, los sujetos
referían niveles de satisfacción altos con los atributos de comodidad de
Acuvue Oasys durante estas actividades (Figura 2).
De aquellos que usaban computadores “siempre o frecuentemente”, el 94
por ciento afirmaban que las lentes eran cómodas incluso cuando usaban
el computador durante tiempo prolongado, el 79 por ciento calificaba la
comodidad mientras trabajaba en el computador, como “excelente” o “muy
buena”, y el 69 por ciento reconocían que las lentes les permitían trabajar
durante más tiempo frente al computador. Los niveles de satisfacción paraestos atributos de comodidad, eran parecidos o mejores entre los que usaban
el computador durante más de 25 horas a la semana y aquellos para
los que el empleo del computador era parte importante de su trabajo.
Solo 158 sujetos del estudio (62 por ciento), afirmaban estar siempre o
frecuentemente sentados en condiciones de aire acondicionado o calefacción.
De ellos, un 85 por ciento, referían comodidad “excelente” o
“muy buena” después de usar Acuvue Oasys durante una semana, incluso
cuando estaban en estos ambientes extremos.
Los datos de comodidad a la semana para 225 sujetos que afirmaban
usar el computador diariamente 2-20 horas o más, fueron comparados
con los que referían un uso similar, llevando una de las otras dos lentes
de silicona hidrogel (Air Optix y PureVision) o Proclear, durante una semana
de uso diario. Para la comodidad en general y la comodidad mientras
trabajaban con el computador, había diferencias estadísticamente
y clínicamente significativas entre las lentes. No obstante, la diferencia
mayor en cuanto a comodidad referida entre los usuarios de computadores,
se producía al final del día, en que Acuvue Oasys era puntuada
significativamente más alta que las otras tres lentes (Figura 3).
Prescribir una lente que permita a estos pacientes llevar sus lentes con más
comodidad, durante más tiempo, dará a los profesionales la oportunidad
de aumentar la satisfacción de los pacientes y ayudará a retener a éstos.

Conclusiones

Los ambientes de trabajo y estilos de vida modernos, suponen un reto
cada vez mayor para la comodidad ocular, particularmente entre los
usuarios de lentes de contacto. El uso del computador durante largas
horas, y la exposición a ambientes con calefacción y aire acondicionado,
causan una serie de síntomas oculares y los profesionales del cuidado de
la visión, están viendo un gran número de pacientes con estos síntomas.
Factores ambientales y ergonómicos influyen en la incomodidad ocular
de los usuarios de computadores, pero, la causa frecuente, son factores
oculares y relacionados con la visión y estos síntomas pueden estar exacerbados
por el uso de lentes de contacto. Para manejar a los usuarios
de lentes de contacto que experimentan incomodidad cuando usan el
computador, hay disponibles un número de estrategias, incluyendo la
elección óptima del material de la lente de contacto.
Una lente de hidrogel de silicona (Acuvue Oasys with Hydraclear Plus) diseñada
específicamente para mejorar la comodidad, particularmente en
ambientes extremos, ha sido probada ahora en personas expuestas a condiciones
de trabajo adversas. Los usuarios que hacen un uso frecuente o
prolongado del computador, refieren niveles altos de comodidad con la
lente durante estas actividades. Una opción útil a considerar para cubrir las
necesidades de los usuarios de lentes de contacto, es adaptar esta lente.

Bibliografia

* David Ruston es director de asuntos profesionales en Reino Unido e Irlanda, para Jonson & Jonson Vision CareThe National Eyecare Trust. A Sight for Sore Eyes, September 2005. http://www.nationaleyecareweek. co.uk.
2 Anshel J. Visual Ergonomics in the Workplace Taylor & Francis, 1999.
3 Biehm C, Vishnu S, Khattak A et al. Computer vision syndrome: a review. Surv Ophthalmol, 2005;50:32 53-62.
4 Sheedy JE. Vision problems at video display terminals: a survey of optometrists. J Am Optom Assoc, 1992;63:10
687-92.
5 Patel S, Henderson R, Bradley L et al. Effect of visual display unit use on blink rate and tear stability. Optom Vis
Sci, 1991;68:11 888-92.
6 Nakamori K, Odawara M, Nakajima T et al. Blinking is controlled primarily by ocular surface conditions. Am J
Ophthalmol, 1997;124:1 24-30.
7 Schlote T, Kadner G and Freudenthaler N. Marked reduction and distinct patterns of eye blinking in patients with
moderately dry eyes during video display terminal use. Graefes Arch Clin Exp Ophthalmol, 2004;242:4 306-12.
8 Nakaishi H and Yamada Y. Abnormal tear dynamics and symptoms of eyestrain in operators of visual display
terminals. Occup Environ Med, 1999;56:1 6-9.
9 Wolkoff P, Nojgaard JK, Troiano P et al. Eye complaints in the offi ce environment: precorneal tear fi lm integrity
infl uenced by eye blinking effi ciency. Occup Environ Med, 2005;62:1 4-12.
10 Anshel J. Contact lenses and VDTs. CL Spectrum 1999;3:52.
11 Backman H and Haghighat F. Indoor-air quality and ocular discomfort. J Am Optom Assoc, 1999;70:5 309-16.
12 Sheedy JE. In: Diagnosing and Treating Computer-Related Vision Problems. Butterworth, Heinemann, 2003.
13 Scheiman M. Accommodative and binocular vision disorders associated with video display terminals: diagnosis
and management. J Am Optom Assoc, 1996;67:9 531-9.
14 Rosner M and Belkin M. Video display units and visual function. Surv Ophthalmol, 1989;33:6 515-22.
15 Chalmers RL and Begley CG. Dryness symptoms among an unselected clinical population with and without
contact lens wear. CLAE, 2006; 29:1 25-30.
16 Hikichi T, Yoshida A, Fukui Y et al. Prebalance of dry eye in Japanese eye centers. Graefes Arch Clin Exp Ophthalmol,
1995;233:9 555-8.

Permalink Dejar un comentario

Tipos, materiales y consejos de montaje

septiembre 21, 2010 at 7:50 pm (Noticias)

LOS CONSUMIDORES, al escoger sus armazones, toman en cuenta factores
como marca, precio, tendencias de moda y, si cuentan con una buena asesoría,
materiales y otros elementos que harán que su visión y su calidad de vida
mejoren considerablemente. Aquí analizaremos los nosepads, unas piezas que
hacen más cómodo un armazón, ayudando al confort del paciente y que, dependiendo
del material del que estén hechos o de sus características, hacen
más o menos fácil la adaptación del paciente a la montura.

Nosepads, almohadillas o plaquetas: Evitan el deslizamiento del armazón sobre la
nariz. Es necesario conocer los materiales de que están hechos con el fin de determinar si
se adaptan a las necesidades del cliente. Se encuentran en el mercado diversos materiales
que van desde la silicona hasta la porcelana. Los nosepads, tienen diferentes formas. La
elección depende del armazón que el paciente haya seleccionado.
Lo primero que hay que resolver a la hora de adaptar o cambiar los nosepads de un armazón
es qué tipo de montura tienen las gafas, así mismo se deben analizar los antiguos
nosepads para determinar de qué tipo son. Existe una cantidad muy pequeña de otros
ajustes, y debido a su carácter inusual es muy difícil encontrarlos.

BAYONET O ZEISS

Aunque muy raros, los nosepads tipo Zeiss o bayonet
se deslizan hacia afuera y hacia adentro en el brazo
de la almohadilla, o brazo protector (un poste recto
con unas pocas crestas para agarrar la almohadilla).
Algunas de las almohadillas están diseñadas para
ser específicamente izquierdas o derechas con un
frente o espalda. Busque esto mientras remueve las
almohadillas viejas.

STICK ON O ADHESIVOS

Diseñados para brindar mayor comodidad a los
marcos plásticos con solo pegarlos al marco. Para
mejor uso, coloque las almohadillas de la nariz adhesivas
en la parte del puente que toca la nariz. Es posible
que necesite inspeccionar la colocación revisando
primero el montaje del marco de sus gafas mientras
éste descansa en la cara del usuario sin los nosepads.
Para usuarios con puente estrecho o delgado (nariz),
coloque los nosepads adhesivos más cerca de los lados
superiores.

SYSTEM “3″

Este nosepad luce plano y rectangular y se ajusta
tanto al lado derecho como al izquierdo del marco de
las gafas. El brazo plaqueta asociados con estos cojines
de nariz tendrá una caja (o agujero abierto rectangular).
El brazo del nosepad asociado con este modelo
tiene una caja (o agujero rectangular abierto). El brazo
de la almohadilla sobre el que se monta el nosepad
es una pieza plana de metal que termina en forma de
caja abierta.

CLIP ON O RAYBAN

Utilizan dos lengüetas de metal comprimidas alrededor
de un área perforada del brazo de la almohadilla/
brazo protector para mantenerlos en su lugar. Sin embargo
son bastante raras hoy en día. Para reemplazarlas
remueva los nosepads viejos abriendo las lengüetas,
utilizando la hoja de un destornillador de óptica.
Doble las lengüetas de la nueva almohadilla alrededor
del brazo de la almohadilla/ brazo protector con unos
alicates.

Permalink Dejar un comentario

Materiales en lentes oftálmicas Evolución, la palabra clave

septiembre 10, 2010 at 8:18 am (Noticias)

Cuando el profesional de la Salud Visual da un tratamiento Oftálmico,
tiene que tomar en cuenta aspectos de suma importancia como:

o Peso
o Espesor
o Transparencia
o Resistencia a impactos
o Protección UV
o Índice de refracción
o Valor Abbe
o Gravedad especifica

Un lente oftálmico no es más que un medio refractante limitado
por dos superficies. Las características ópticas de la lente vienen
determinadas tanto por la geometría de dichas superficies como
por la naturaleza óptica de dicho medio.
Por ello, es importante conocer las propiedades y características de la
materia prima de la que están hechos los lentes oftálmicos.
Hasta hace pocas décadas, los lentes oftálmicos tenían como única opción
para su elaboración el vidrio. Se llaman así porque el vidrio está
hecho fundamentalmente de silicatos. Un material que, aunque tenía
buenas propiedades ópticas y era resistente a las rayas, no ofrecía alto
confort a los usuarios y, además, tenía altas probabilidades de romperse.
Las empresas productoras de lentes oftálmicas, preocupadas por ofrecer
calidad, tecnología, beneficios y, principalmente, cubrir las necesidades
de sus consumidores, comenzaron a hacer investigaciones especializadas en donde crearon lentes orgánicas las cuales son de producto químico
orgánico lo que se conoce vulgarmente como plástico, aunque realmente
son polímeros muy especializados los que se usan en óptica oftálmica
por sus cualidades ópticas y físicas y, de esta manera, en 1947, Armolite
Company introdujo en el mercado oftálmico el CR -39, de la empresa
PPG, que se ha convertido en la resina más común para la fabricación de
lentes orgánicas. Desde entonces, este material ha dominado el mercado
mundial y se ha ido extendiendo sustituyendo gradualmente al vidrio
inorgánico como principal material para la fabricación de lentes oftálmicas
ya que posee una menor densidad, lo cual se traduce en gafas más
ligeras, y tiene un comportamiento menos frágil que el vidrio que puede
romperse más fácilmente cuando sufre pequeños impactos.
El CR-39, revolucionó la industria de los materiales en lentes oftálmicas
y, hasta el día de hoy, sigue siendo muy utilizado tanto por los usuarios
como por las diferentes empresas; sin embargo, el mercado óptico ha ido más allá, creando diferentes opciones en materiales que ofrecen excelente
calidad óptica, mayor confort, y una mejor estética, este último, factor
clave para lograr que el usuario se adapte más fácilmente a la utilización
de lentes oftálmicas ya que además de un artefacto de corrección, el
cliente puede conseguir un accesorio de moda.
Así, surgen materiales entre los que podemos encontrar el policarbonato.
Las lentes oftálmicas de policarbonato llegaron al mercado a finales
de los años 70 e inicialmente se utilizaron básicamente para lentes
de seguridad. La evolución tecnológica que ha sufrido el procesado del
policarbonato durante estos últimos años le ha permitido alcanzar unos
estándares de calidad comparativos a los de los materiales termoestables
tipo CR-39®.
Un plástico de policarbonato es un polímero obtenido por policondensación
lineal que en sus cadenas presentan la agrupación -O-CO-O (ésteres
del ácido carbónico). El policarbonato ofrece beneficios tangibles a
los pacientes como 45% más liviano que el CR-39, con menor efecto de
magnificación o minificación y más delgado, cuya principal cualidad de
alta resistencia a los impactos han hecho de éste el material preferido por
la gente que realiza deportes y por los niños.
A mediados del 2001, surge otro material el cual fue llamado Trivex, es un
material además del policarbonato, que supera pruebas de resistencia a
los impactos (seis veces más que el policarbonato), la prueba de impacto
a alta velocidad, y altos estándares de calidad óptica. El material Trivex
combina las mejores características de resistencia de los termoplásticos
(policarbonatos) con el mejor desempeño óptico de los termoestables
(CR-39). El resultado es el material más resistente al impacto y al mismo
tiempo con el mejor desempeño óptico. El Trivex ofrece tres beneficios
que ningún otro material puede dar: Gran resistencia al impacto, excelente
desempeño óptico y es muy liviano y delgado.
La FDA (Food and Drug Administration) tiene por ley que todo lente de
3 Piezas, taladrado, tiene que utilizar materiales como policarbonato y
Trivex.
Cuando la Rx del paciente es alta, se deben considerar materiales como
Hi-Index (1.67, 1.74, 1.80) este material ofrece beneficios como lentes
más delgados y ligeros que permiten que una graduación alta tenga una
mejor apariencia cosmética. Reduce la magnificación de sus ojos en graduaciones
de hipermetropía. Disminuye el grosor de las orillas de las lentes
en graduaciones de miopía, teniendo mayor variedad de armazones
para elegir. Son más delgadas y ligeras que el plástico convencional.
Un aspecto que no se debe olvidar es que, por ser lentes de alto índice,
entrará más luz a los ojos del paciente, es por ello que en lentes de alto
índice (Hi-Index) se debe colocar tratamiento anti reflejo.

Permalink Dejar un comentario

La Revolucionaria

septiembre 1, 2010 at 7:27 am (Noticias)

tecnología que hace la diferencia
Lentes de contacto: hidrogeles de silicona
su adaptación, material y controles

Prof.Jorge Nicolás Ayala.OD. FIACLE, Técnico óptico esp. En Lentes de Contacto.
Prof.: Lab lentes de Contacto. E.T Nª11″Manuel Belgrano”, Presidente Asociación Visión y Salud.
Prof .Baja visión En ICDES, (Instituto científi co para el desarrollo de la educación y la salud.) Investigador en Baja Vision-Low Vison Help.

RESUMEN
La incorporación de la silicona en las lentes de contacto
blandas, la revolucionaria tecnología usada para lograr que
superfi cies hidrofóbicas sean hidrofílicas ha hecho de estas
nuevas lentes, la lente ideal para uso diario, ya que presentan
menos complicaciones que las lentes de hidrogeles convencionales
debido al alto fl ujo de oxígeno que llega a la córnea
permitiendo una fi siología ocular como si no hubiera lente.
En la nueva generación de lentes de contacto de hidrogel
de silicona fabricada por Johnson y Johnson se incorpora un
agente humectante interno, Hydraclear™ e Hydraclear™ Plus,
que da mayor comodidad, mayor humectabilidad debido a
su bajo ángulo de contacto, al menor módulo de elasticidad,
estableciéndose un nuevo paradigma en su adaptación que
es todo un desafi ó clínico.
Entendiendo y conociendo las características únicas de
estos nuevos materiales de hidrogeles de silicona y como
se comportan sobre el ojo adaptaremos la mejor lente a los
pacientes según sus necesidades individuales.
INTRODUCCCIÓN
Nos encontramos profesionalmente ante un nuevo desafío
clínico en la pre y post adaptación de las nuevas lentes de
contacto blandas de hidrogeles de silicona (SI-HI).
Estas nuevas lentes están generando una revolución
tanto en los materiales, en la clínica del LCB y en los
controles que deberemos hacer en los pacientes adaptados
con SI-HI.
Para poder abordar esto será necesario hacer una revisión
de aquellos puntos que conocemos y los nuevos que incorporaremos.
Ya que partimos de aspectos clínicamente
relevantes que son premisas muy importantes como los
fi siológicos, los mecánicos y la incidencia microbiológica
que puede afectar la adaptación de estos, además de
tener en cuenta conceptos nuevos como por ejemplo el
módulo de elasticidad pudiéndose encontrar también en la
literatura nombres como módulo de fl exibilidad o módulo
de Young. Analizaremos aspectos que van a ser de mucha
utilidad para la correcta adaptación de los LCB SI-HI.
La búsqueda de soluciones a los problemas existentes
generados por la LCH ha llevado a la industria de lentes
de contacto a desarrollar nuevos materiales que brinden
tanto al profesional como al usuario benefi cios clínicamente
satisfactorios, para ello a lo largo de la historia se han
ido incorporando nuevas combinaciones químicas en las
lentes de contacto, sean rígidas o blandas.
La incorporación de la silicona ha sido todo un desafío
para la industria que implica incorporar y combinar molecularmente
un material altamente hidrofóbico con materiales
hidrofílicos y así permitir una buena hidratación, permeabilidad
y transmisbilidad de oxígeno que redundará en
benefi cios para la fi siología corneal.
Estas características que entre otras desarrollaremos nos
ponen ante un nuevo paradigma y otro anterior el cual tendremos
que romper para poder manejarnos exitosamente
con estos materiales.
Existen dos generaciones de lentes SI-HI pudiéndose encontrar
las de primera generación y las de segunda generación como Acuvue® Advance™ con Hydraclear™ y Acuvue®
Oasys™ con Hydraclear™ Plus, que incorpora en su fórmula
química elementos que dan una mejor respuesta ocular, aprovechando
las ventajas de las lentes tradicionales de hidrogel
con las ventajas de los hidrogeles de silicona.
Este desafío radica principalmente en la elección apropiada
del material que deberá tener un DK/l apropiado a fi n
de lograr una excelente oxigenación corneal a fi n de producir
una buena mitosis celular durante el uso de los SI-Hi
y evitar complicaciones debido a la elección inapropiada
de la curva base.
En los años 80, Holden y Mertz marcaron los niveles fi siológicamente
aceptables a fi n de evitar la hipoxia corneal.
Marcando el limite de DK/l en 34.3 para uso diario y 87.3
para uso nocturno. Actualmente Harvitt y Bonano teniendo
en cuenta el edema fi siológico nocturno y para evitar una
mayor edematización sugieren tener en cuenta un DK/l de
35 uso diario y 125 uso nocturno y Papas en 1998 transmisibilidad
periférica en 125 DK/l.
Unidades de Dk/L: barrer/cm
1 barrer: 10-11 cm2 m/0 s-1 ml-1 mmHg-1 ó 10-11
cm2 m/O2 s-1 ml-1 hPa-1 en unidades ISO
1 barrer/cm: 10-9 cm m/O2 s-1 ml-1 mmHg-1 ó 10-9
cm m/O2 s-1 ml-1 hPa-1 en unidades ISO
Estas necesidades de oxigenación han desarrollado el
mercado de lentes de contacto de SI-Hi. Existiendo en Argentina
el Lotrafi lcon A, el Balafi lcon A, donde se destaca
el Galyfi lcon A y Senofi lcon A por su excelente respuesta
fi siológica corneal. Gráfi co 1
MATERIAL IDEAL PARA LENTES
DE CONTACTO BLANDO
Para lograr que los materiales para lentes de contacto se
aproximen al ideal, la industria deberá tener en cuenta que
hay que balancear las propiedades de los materiales para
lograr una excelente comodidad en el uso de LC. Gráfi co 2
Los materiales para LCH SI-Hi tienen propiedades únicas
y diferentes a las tradicionales LCH con las cuales se ha
buscado cubrir todos los rangos de necesidades de la
fi siología ocular especialmente en córnea pero también
en relación al tejido conjuntival y párpados. La lente ideal
debe cubrir las siguientes características:
• Una buena transmisibilidad
• Flujo de oxígeno a través
del material
• Reproducible
• Comodidad
• Oxigenación corneal
• Humectabilidad
• Hidratación
• Fácil manejo
Las LCH no cubrían el concepto de ideal. ¿Serán las LC
SI-HI, ideales?
Para responder a esta pregunta analicemos los siguientes
puntos: la primera diferencia fundamental está dada por
la relación fi lm lagrimal y superfi cie de LC SI-HI ya que
en estas lentes hasta el momento sólo se han encontrado
depósitos de lípidos característicos de los materiales de
siloxanos y también relacionados a la elección de la CB
en la adaptación del LC. La segunda y fundamental está
dada en la transmisibilidad de oxígeno a través del material y fl ujo de oxígeno que llega a la córnea, dado no
por la cantidad de H2O que hidrata al material sino por
la cantidad de silixano que pueda haber. La tercera es el
módulo de elasticidad que le da mayor o menor rigidez,
combinado con el DK es inversamente proporcional.

Se han desarrollado diferentes materiales que han tenido
tratamientos especiales, por ejemplo los de primera generación
con plasma para lograr hidratación y evitar los
depósitos de lípidos.
En los de segunda generación donde Acuvue® Advance™
con Hydraclear™ es la primer lente en incorporar un agente
humectante interno extremadamente hidratante que actúa
en la superfi cie y en todo el interior de la lente, basado
en PVP o polivinil pirrolidona, que hace que se tenga una
comodidad excepcional hasta el fi nal del día.
Existen mundialmente seis tipos diferentes de materiales
HI-SI algunos en el mercado y otros en experimentaciónpero todos ellos tienen en común lo siguiente:
• Hidratación baja
• Alta trasmisibilidad de oxígeno
• Módulo de elasticidad alto
• Menos hidrofílicos
Acuvue® Advance™ con Hydraclear™ y Acuvue® Oasys™con
Hydraclear™ Plus perteneciendo a los grupos SI-HI se diferencian
porque tienen mayor hidratación 47 %, menos transmisibilidad
85 x 10-9, pero alto fl ujo de oxígeno casi el 100%,
módulo de elasticidad bajo y son más hidrofílicos.
HIDRATACIÓN
La hidratación del material de SI-Hi es mucho más baja
que las LCH convencionales por lo que sus valores se
encuentran por debajo de del 50%, esto es así porque
este material incorpora en su química una porción de
elementos hidrofóbicos como el Siloxano haciendo que
tengan menos atracción por el agua.
Esta situación tan particular de SI-HI produce un benefi cio
importante, a menor hidratación y a mayor cantidad de SIHi
aumenta la permeabilidad y la transmisibilidad. Gráfi co 3.
Acuvue® Advance™ con Hydraclear™ Acuvue® Oasys™con
Hydraclear™ Plus perteneciendo a los grupos SI-HI se diferencia
porque tiene mayor hidratación 47%. Esto es importante
porque aumenta la comodidad, disminuye el porcentaje
de SI-HI bajando levemente la permeabilidad pero le
da un alto fl ujo de oxígeno al metabolismo corneal que se
establece por encima de lo estipulado por Holden y Mertz,
Harvitt y Bonano, y Papas.
La deshidratación que se produce durante el uso de lentes
de contacto blandos tradicionales (HEMA) es de 6%
a 10% de pérdida de agua durante su uso, pero con la
incorporación de Hydraclear™ en el siloxano casi no haydeshidratación, retinen humedad y atrapan dos veces su propio peso en
agua manteniendo el nivel de comodidad ocular. Ver gráfi co 4
MÓDULO DE ELASTICIDAD
Esta propiedad en general no ha sido tenida en cuenta a nivel profesional
porque ella no modifi caba en nada la adaptación de las lentes, sin embargo
con la aparición de la LC Si- HI si se deberá empezar a considerar en las
adaptaciones de estos nuevos materiales.
El módulo de fl exibilidad o módulo de Young como también se le conoce
está representado matemáticamente por la letra E.
Su fórmula expresa la fuerza por unidad de área necesaria que se requiere
para producir una compresión sobre un material dado.
Sus valores son medibles para lentes de contacto en Mpa (mega Pascales)
o Gpa (giga Pascales). En el Gráfi co 5 se muestra la ubicación de
las lentes tradicionales de hidrogel, la primera generación de SI-HI que
poseen un módulo de mayor rigidez y la segunda generación su módulo
es menor pareciéndose más a las LCH tradicionales.
Este dato será importante en la adaptación de las LC SI-HI ya que por
ejemplo si la CB fuera más plana que K tendríamos mayor movimiento de la
lente produciendo una lesión epitelial arqueada superfi cial.
Por ejemplo Acuvue® Advance™ con Hydraclear™ tiene un muy bajo
módulo de elasticidad brindando una sensación suave cuando el párpado
se desliza sobre la lente.
La aparición de la segunda generación de SI-HI Galyfi lcon A permite que la
adaptación de los mismo se sienta en el ojo igual de cómoda que una lente
de hidrogel convencional pero con la ventaja de la transmisibilidad y el fl ujo de
oxígeno de estos nuevos materiales que han incorporado un agente interno
humectante que reduce el módulo de rigidez de la lente(10). Esto benefi cia al
paciente tanto en la comodidad, tiempo de uso como reduciendo la posibilidad
de potenciales complicaciones asociadas con módulos altos.(11).(12)
Con las Nuevas Acuvue® Oasys™con Hydraclear™ Plus el tiempo de uso y
la comodidad aumenta hasta con las exigencias mayores como ambientes
climatizados y tiempo delante de los monitores de PC.
Resumiendo: a mayor módulo de elasticidad mayor incomodidad. A
menor módulo de elasticidad mayor sensación de suavidad y mayor
comodidad.

Permalink Dejar un comentario

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.